Las 6 semillas para mejorar la salud salud

semillas salud

Son muy pequeños, pero extremadamente ricos en proteínas, fibras vegetales y ácidos grasos esenciales que los hacen capaces de ayudar al cuerpo en la prevención de algunas de las enfermedades más temidas. Son semillas con las que puedes enriquecer tu dieta añadiendo a tu muesli de desayuno o a ensaladas y platos salados durante el día.

Muchos de ellos hacen una importante contribución a la regulación de los niveles de azúcar en sangre y colesterol. Descubramos juntos los seis tipos de semillas más saludables.

1. Semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo se consideran un alimento muy nutritivo por su contenido en proteínas. Pueden considerarse una buena fuente de proteínas, ya que tienen hasta 10 aminoácidos diferentes. También cuentan con un equilibrio perfecto entre los ácidos grasos esenciales Omega3 y Omega6. Además de ser un 30% de proteína, las semillas de cáñamo contienen un 40% de fibra. Por último, debe considerarse su contenido beneficioso de fitosterol. Según estudios científicos, la semilla de cáñamo podría ayudar a prevenir enfermedades del corazón, varios tipos de cáncer y enfermedades graves como la enfermedad de Parkinson o Alzheimer.

Es posible encontrar semillas de cáñamo de origen orgánico en el mercado, tanto en grano como descascaradas. También es fácil encontrar aceite de semillas de cáñamo orgánico y prensado en frío: le sugerimos esto.

2. las semillas de girasol

La ingesta de semillas de girasol es útil para aquellos que desean mejorar su digestión aumentando el aporte de fibras vegetales a través de su dieta. Las semillas de
Los girasoles también son ricos en ácido fólico, un nutriente extremadamente importante para las mujeres en los Estados Unidos.
durante el cual sus necesidades se duplicaron. También contienen cobre,
selenio y vitamina E, útil para prevenir la enfermedad cardíaca y el daño celular.

3. semillas de sésamo

Las semillas de sésamo son una de las fuentes más importantes de calcio de las plantas. Una porción de 100 gramos de semillas de ajonjolí contiene 1000 miligramos de calcio. También contienen hierro, magnesio, zinc y fibras vegetales. Tampoco hay escasez de fósforo y vitamina B1. Debido a su composición, las semillas de ajonjolí se consideran un alimento único. Tienen fibras que pueden combatir el colesterol, bajar la presión arterial y reparar el hígado de posibles daños. También se consideran beneficiosos en casos de artritis u osteoporosis y durante la menopausia.

4. semillas de calabaza

Los estudios científicos han demostrado que las semillas de calabaza pueden ser eficaces en la prevención del cáncer de próstata. Son ricos en antioxidantes especiales llamados carotenoides, que se cree estimulan el sistema inmunológico y nuestra capacidad de defendernos de las enfermedades. Estas semillas también son ricas en zinc y ácidos grasos Omega3, dos nutrientes considerados beneficiosos para prevenir la artritis y la osteoporosis. Los fitoesteroles en las semillas de calabaza ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre y fortalecen la capacidad del cuerpo para combatir el cáncer.

5. Semillas de Chía

Las semillas de chía, al igual que las semillas de ajonjolí, son muy ricas en calcio. De hecho, pueden contener hasta 600 miligramos por cada 100 gramos. También son ricos en fibras vegetales, antioxidantes y proteínas, a la vez que parecen muy pequeños. Se cree que las semillas de chía pueden regular los niveles de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares o el aumento de peso excesivo. Contienen un 34% de ácidos grasos esenciales Omega3, una característica que los hace muy similares a otro tipo de semilla que no debe subestimarse como una valiosa fuente de ácidos grasos esenciales y a partir de la cual se pueden reemplazar las semillas de Chía: la linaza.

6. Semillas de lino
La linaza es particularmente valiosa en la comida occidental debido a su muy alto contenido de Omega3, cuya ingesta es a menudo desequilibrada en comparación con la de Omega6. Junto con el aceite de linaza, pueden considerarse como una de las principales fuentes de ingesta de Omega 3 para vegetarianos y veganos. Para ello, las semillas de lino deben consumirse crudas, preferiblemente después de la trituración. Las semillas molidas deben consumirse inmediatamente o conservarse en la nevera durante un corto periodo de tiempo. Los Omega-3 que contienen actúan para proteger al cuerpo del riesgo de enfermedades cardíacas y son útiles en el tratamiento de enfermedades como la hipertensión y la osteoporosis.

Alverto Texto

Alverto Texto escribió 11 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>